Enlace al artículo

En Villamorón conocemos bien este asunto porque ya se ha solicitado ante los responsables de Viesgo y de patrimonio la retirada del cable que cuelga a lo largo de toda la fachada norte de la iglesia y la torreta erigida junto al cementerio, que afean el conjunto de edificios formados por el  camposanto, casa parroquial e iglesia de Santiago Apóstol y que constituyen la vista que recibe al visitante. Cuesta mucho dinero, por lo que nadie quiere o puede asumir esa tarea. Una pena, pero cuando las cosas no se hacen bien en un principio, luego cuesta lo suyo corregirlas. Y hay que reconocer que en el pasado estas cosas no se tenían en cuenta como sucede ahora.