Repique de campanas, nueva candidatura a Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.
Las campanas de Villamorón y de tantos otros lugares han comunicado hechos de la vida civil, como incendios, decesos, nacimientos, además de celebraciones religiosas. Un mes antes de la decisión de la Unesco sobre las tamborradas, el Consejo de Patrimonio Histórico español se reunirá en Elche, 25 y 26 de octubre, donde se apostará por el repique manual de campanas como nueva candidata a la famosa lista.
La idea surge de la asociación Hispania Nostra, que las lanzó al vuelo el pasado 21 de abril, para celebrar el Año Europeo del Patrimonio Cultural. Más de 300 campanarios de toda la península tocaron. Han hecho un mapa para difundir y preservar este sonido. “Queremos tener un censo de campanas para evitar su desaparición y olvido”, cuenta Araceli Pereda, presidenta de Hispania Nostra.

Enlace al artículo